cargando datos

“Tú serás para mi único en el mundo como yo lo seré para ti”

domingo, 31 de enero de 2010.
  
El Principito y el ZorroHace exactamente dos años atrás, mientras iba acompañada de una amiga, me comentó que había un libro en especial que le gustaba mucho, ese libro era “El Principito”  de Antoine de Saint-Exupéry. En cierto fragmento existe una conversación entre él y un zorro que a ella le parecía más una realidad que un simple diálogo entre personajes, en ese momento no contesté nada, sólo la escuché porque por mi mente pasaba que exactamente la conversación de la que hablaba, era la que más me gustaba del libro y siempre creí que era sólo lectura infantil y  por eso nunca tocaba el tema con adultos, pero ahora pienso ¿Y si lo es? ¿qué más da? a mi me gusta y con eso basta y sobra. Este es el capítulo XXI del que hablamos:

Entonces apareció el zorro:

— ¡Buenos días! —dijo el zorro.

— ¡Buenos días! —respondió cortésmente el principito que se volvió pero
no vio nada.

— Estoy aquí, bajo el manzano —dijo la voz.

— ¿Quién eres tú? —preguntó el principito—. ¡Qué bonito eres!

— Soy un zorro —dijo el zorro.

 

— Ven a jugar conmigo —le propuso el principito—, ¡estoy tan triste!

— No puedo jugar contigo —dijo el zorro—, no estoy domesticado.

— ¡Ah, perdón! —dijo el principito.

Pero después de una breve reflexión, añadió:

— ¿Qué significa "domesticar"?

— Tú no eres de aquí —dijo el zorro— ¿qué buscas?

— Busco a los hombres —le respondió el principito—. ¿Qué significa
"domesticar"?

— Los hombres —dijo el zorro— tienen escopetas y cazan. ¡Es muy molesto!
Pero también crían gallinas. Es lo único que les interesa. ¿Tú buscas gallinas?

— No —dijo el principito—. Busco amigos. ¿Qué significa
"domesticar"? —volvió a preguntar el principito.

— Es una cosa ya olvidada —dijo el zorro—, significa "crear
vínculos... "

— ¿Crear vínculos?

— Efectivamente, verás —dijo el zorro—. Tú no eres para mí todavía más
que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos y no te necesito para nada. Tampoco tú tienes necesidad de mí y no soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si tú me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro.
Tú serás para mí único en el mundo,
yo seré para ti único en el mundo
... Mi vida es monótona. Cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero, si me domesticas, mi vida se llenará de Sol. Conoceré un ruido de pasos que será diferente de todos los otros. Los otros pasos me hacen esconder bajo la tierra. El tuyo me llamará fuera de la madriguera, como una música. Y además ¡mira! ¿Ves, allá los campos de trigo? Yo no como pan. Para mí el trigo es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. ¡Es bien triste! Pero tú tienes cabellos color oro. Cuando me hayas domesticado, ¡será maravilloso! El trigo dorado será un recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento en el trigo...

- Empiezo a comprender –dijo el Principito-.
 
Mi amiga fue domesticada y sufrió mucho con la perdida de su amor pero es el riesgo de creer en alguien . He decidido correr ese riesgo y  el día de hoy me encuentro domesticada, pero estoy segura que él me quiere y con su sola presencia soy muy feliz!! EMATK!!!
Si les gustó el fragmento, les dejo la dirección donde se encuentra completo “El Principito”.
David Pardo dijo...

Hola! Me encanta El Principito! también lo tengo en mi blog http://david-pardo.blogspot.com/search/label/El%20Principito jeje Para mi fue una lectura especial, lo leí justo después de hacer El Camino de Santiago (fue una experiencia muy especial también, puedes leer algo en mi blog), en el trayecto en tren desde Santiago de Compostela a Madrid, y se quedo grabado en mi.

En la vida es bueno arriesgarse sino corremos el riesgo de perdernos cosas muy bonitas.

Besos!

GOEFRY | desde la Luna dijo...

Me encantó tu nueva entrada. Cada día escribes mejor y expresas mejor tus sentimientos. Leí el trocito de relato y me gustó mucho. Parece que este cuento encierra muchos más mensajes de lo que podría yo sospechar en un principio. Yo también me siento muy domesticado, EMATK! ¡MIL BESOS!

Gladys dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gladys dijo...

Hola David! A mi me agrada en especial ese fragmento, encierra una gran verdad. Y es que cuando dejas entrar personas a tú vida, acostumbrarte a ellas y que por ciertas razones se tengan que alejar de ti, duele...duele mucho. Pero no hay nada que el tiempo no cure ¿no crees? Sólo hay que quedarnos con el grato recuerdo de ellas y lo positivo que aportaron a nuestras vidas, y de lo malo, aprender.

Saludos!!

===============================================

Toni, Mi Vida!!! Siempre me ha costado expresar lo que siento, demostrar cómo soy realmente, por eso mucha gente conoce muy poco de mi, y a veces hasta se hacen una idea equivocada. El día de hoy, este espacio me permite demostrar un poco de quién soy y lo que llevo dentro, y claro, lo iré perfeccionando (como todo lo que hago) poco a poco, y si es con tu ayuda mucho mejor.

Hoy y siempre EMATK!!!

David Pardo dijo...

Gladys!!! donde te metes?¿?¿ que se te echa de menos, vuelve prontico por estos barrios :)

Besos!

Deja tu comentario, ¡Gracias!

Subir