cargando datos

Una felicidad muy personal

lunes, 25 de enero de 2010.

felicidadROSA No siempre que me despierto por las mañanas tengo las mejores sensaciones sobre mi y sobre todo lo que me rodea pero procuro encender diariamente la maquinita que me da la fuerza para vivir con la máxima felicidad posible un día tras otro. Noches en vela o pesadillas horribles a veces se hacen dueñas de mis sensaciones cuando Morfeo deja de influir sobre mi. Pero las personas somos mucho más fuertes que todo esto y debemos de intentar borrar de nuestra mente todo aquello que afecte negativamente a nuestra felicidad. Si no lo intentamos al menos, no fluiremos en la jornada que se nos avecina y no tendremos la claridad de pensamientos necesarios para sobrellevar de la mejor manera posible el día que tenemos por delante.

Primeramente suelo darle gracias a Dios por darme la oportunidad de volver a disfrutar de un nuevo día que yo creo me voy ganando pasito a pasito. Pero también intento llenar mi mente de buenos pensamientos haciendo presentes a lo que más quiero: mi familia y mis mascotas. No valdría de nada para mi ninguna riqueza o posesión si no tuviese la maravillosa familia que tengo. Mis padres son lo más grande que tengo en esta vida porque ellos me la dieron y me enseñaron cómo caminar por ella; ellos me enseñaron todo lo que sé y guiaron felicidadmis pasos para que llegase a ser la persona que soy ahora. Mi madre no solo es la persona que me trajo a este mundo sino que, más que una madre, es mi amiga, mi mejor amiga. A lo largo de mi vida he podido conocer muchas personas y hacer muchas amistades, incluso muy buenas amistades que gracias a Dios aún conservo, pero jamás he encontrado en nadie la amistad incondicional que mi madre me ofrece. Es la persona a la que le cuento todo y con quien me confieso, quien me aconseja y me acompaña tanto en los buenos como en los malos momentos, la que siempre está ahí cuando la necesito. Y qué decir de mi padre más, que lo amo con locura y que también es mi gran amigo. Mi padre no solo me ama sino que me lo demuestra en el día a día teniéndome en cada uno de sus pensamientos y me hace sentir la hija más querida del mundo. Es difícil para muchos hablar así de sus padres pero yo tengo la gran suerte de tenerlos. El Amor que yo tengo por ellos está por encima de todas las cosas que pueda tener en la vida.

Después de traerme a este mundo, mis hermanos son el mejor regalo que han podido darme mis padres. Con ellos no tengo solo a unos hermanos que me quieren y que quiero, sino que además tengo también a dos grandísimos amigos por los que yo lo daría todo si fuera necesario. Ellos también han estado a mi lado en todos los momentos de mi vida que, por suerte, siempre han sido más buenos que malos. Precisamente por tener la familia que tengo, pienso que quizás las cosas en mi vida han ido mucho mejor, porque me he rodeado de amor y cariño y mi espíritu siempre ha fluido feliz entre los bosques oscuros de la realidad. Mi familia en general, mis padres y mis hermanos, han sido la luz que me ha guiado a través de las hostilidades de la Vida. Y cómo no, no debo de felicidad5olvidar en mis pensamientos a mis mascotas; esas de las que ya he hablado anteriormente y que me ofrecen ese amor incondicional que todos necesitamos, que me acompañan en todo momento y que me hacen sentir como una Diosa amando a sus discípulos, feliz por hacerles sentir los seres más importantes del mundo

Existe alguien más que siempre tengo en mis pensamientos y que me está haciendo sentir la persona más feliz del mundo. Con él siento que la vida es mucho más bonita de lo que a veces parece y él me ha aportado un nuevo prisma con el que mirar las cosas. Me hace sentir cosas que creía que no serían posibles y siempre me mantiene con una sonrisa en la boca. En él pienso cuando me acuesto, en él pienso cuando me levanto y en él pienso cuando eu-queria-ser-amor-geisarespiro porque su presencia me hace sentir más viva de lo que me había sentido nunca antes. Se que él siente lo mismo por mi, demostrándomelo día a día, y eso me hace sentir que estoy viviendo un cuento de hadas que espero nunca se termine. Pronto podré vivir junto a mi gran Amor y ese único pensamiento mantiene mi llama viva día tras día.

Todos estos sentimientos y pensamientos son los que inundan mi mente cada vez que despierto y dibujan una sonrisa en mis labios. Se convierten en coraza cuando alguna adversidad se me presenta y tan solo su presencia convierten mis pensamientos en combustible positivo que mueve la máquina de mi vida. Esto quizás solo sea mi felicidad personal, pero es la felicidad que mueve mi vida y que me hace afrontar cada nueva jornada con valentía, arrojo y alegría.

GOEFRY | desde la Luna dijo...

Qué texto tan bello que has escrito. Se nota que es algo nacido de ese corazón tan bueno y profundo que tienes. Si tanta suerte has tenido en tu vida, sin duda que ha sido por esa bondad que desprendes y esa felicidad que contagias a los que te rodeamos. ¡MIL BESOS! EMATK!

José Luis PC dijo...

Mucha gente que conozco ama a su familia como tu, la diferencia es que tu lo has expresado muy bien. Felicidades por todo lo que tienes.

David Pardo dijo...

Hola! eres afortunada por tener a tanta gente que te quiere y con la que puedes compartir la vida :)

Besos!

Anónimo dijo...

Wow amiga!... me gusto mucho tu nota, sabes?... muchos no encontramos nunca la manera de expresar lo que sentimos a traves de las letras... pero tu lo haces muy bien!

Me da mucho saber que tienes una excelente familia... no por nada tu eres una excelente persona. Que padre que les expreses lo que sientes por ellos.

Oye que padre que hayas encontrado a quien te haga sentir feliz, y que sea reciproco lo que sienten el uno por el otro... que chido amiga!

Deja tu comentario, ¡Gracias!

Subir